Entrada a la Ruta de los Pueblos Blancos

La semana pasada os invitamos a conocer la bonita Ruta de los Pueblos Blancos. Para no perder detalle os hablamos de la posibilidad de hacerla mediante dos rutas: La Ruta Norte y la Ruta Sur. Ambas con puerta de entrada en la espectacular localidad de Arcos de la Frontera

Ya os comentamos en un anterior post, que esta localidad se ubica en lo alto de un acantilado y cuenta con unas impresionantes vistas al río Guadalete. Una estratégica ubicación que la ha convertido en morada de numerosas civilizaciones, que han ido dejando poco a poco su huella. 

Concretamente son los romanos quienes le otorgan su nombre, Arx-Arcis (fortaleza en la altura), pasando a llamarse Medina-Arkos con la invasión musulmana, una invasión que marcará un antes y un después para este pueblo, de estrechas calles laberínticas y casas encaladas.

Posteriormente, con la llegada de los cristianos, Arcos comienza también a crecer fuera de sus murallas, floreciendo así la construcción de lujosos templos y edificios religiosos, que juntos a las anteriores civilizaciones han conseguido que en la actualidad esta localidad se declare como Conjunto Histórico al conservar joyas tan impresionantes como el Castillo de los Duques (S.XV), la Plaza del Cabildo, la Puerta de Matrera (S.XI-XIV), la Basílica de Santa María ó la Iglesia de San Pedro. 

Unas joyas a las que se suman otras de tipo gastronómico, también patrimonio de esta herencia cultural, unido a un buen clima y una tierra próspera, que ha ofrecido siempre una gran variedad, en lo que se refiere a la materia prima. Destacamos así la alboronía, los alcauciles rellenos, el ajo molinero, los arroces caldosos… que acompañados de cualquiera de sus vinos de reconocida fama, pueden poner el mejor de los broches a esta visita inolvidable. 

Por último, no queremos olvidarnos de recomendados la Ruta de los Miradores, donde contemplar la localidad entre sus “cuatro costaos”, como el Mirador de la Plaza del Cabildo, el Mirador de Abadés, en el sureste del casco antiguo, el de San Agustín, el de Peña Vieja ó el del Cardenal Espinola.

En definitiva, Arcos de la Frontera es una localidad con IDENTIDAD PROPIA, con tanto por conocer, que es mejor que vengas a vivirlo tu mismo, alojándote en cualquiera de nuestros alojamientos, y que no te lo cuenten.

No ni ná.

Publicado el . Categoría del post: Descubre Cádiz. Etiqueta(s): ,,,,